La propagación del coronavirus podría afectar a los fabricantes chinos Foxconn y Pegatron, dos de los socios más importantes para Apple, afirmó Bloomberg.

Pese a esto, Tim Cook, presidente ejecutivo de la compañía, informó que tienen otros fabricantes alternos para mitigar los posibles impactos a su cadena de producción.

El virus afectaría principalmente al lanzamiento del iPhone SE 2 (también conocido como iPhone 9), el cual entraría a línea de producción y ensamble en febrero. Cook también indicó, que la prolongación de los días de descanso por el año nuevo chino afectaría el comienzo de las operaciones en algunas fábricas en este país, añadió el medio.

Las fábricas Foxconn y Pegatron están ubicadas a unos 500 kilómetros de Wuhan, ciudad donde aparentemente surgió el virus. A pesar de la distancia, las empresas podrían tomar decisiones para proteger a sus empleados y estas afectarían la producción de los primeros productos de Apple para este año.

Además, el gigante de Cupertino tiene alrededor de 10,000 empleados en China y no ha emitido ningún comunicado al respecto, bien sea de aquellos que trabajan en China o los que están en otras ciudades aledañas, agregó Bloomberg.