La compañía ha confirmado el cierre de sus tiendas físicas en China como forma de precaución, según lo indicó ITHome. La medida entrará en vigor desde el próximo 29 de enero y se finalizará el 3 de febrero.

La justificación dada por la empresa asiática es que el cierre es una alternativa necesaria para contribuir con el trabajo de prevención y control de epidemias en China, ya que el brote de coronavirus es actualmente un problema de gran dimensión en el país.

Por lo tanto, una de las soluciones de la compañía es que si los usuarios necesitan comprar productos, los adquieran por medio del sitio web oficial de Xiaomi o por medio de la aplicación Xiaomi Mall.

El objetivo no es otro que evitar dentro de lo posible el contacto directo con personas infectadas alrededor del país.

Por otra parte, esta no es la única empresa que se ha manifestado con respecto al virus. Por ejemplo, Lenovo ha donado equipos informáticos para completar un nuevo centro médico de emergencia en Wuhan, informó GizChina.