Después de que Steve Jobs muriera en el 2011 por un cáncer de páncreas, Bill Gates lo ha destacado en repetidas ocasiones por su capacidad de liderazgo y su manera de motivar a los empleados, según  The Wall Street Journal.

A pesar de que el magnate reconoce que Jobs tenía varios atributos, el que más resalta es su capacidad para hablar en público. Gates afirma que lo hacía de una manera natural y sin alterarse, era algo admirable, de acuerdo con el mismo medio.

“Podía fascinar a las personas por completo que se encontraban en el auditorio” mencionó el cofundador en una entrevista con The Wall Street Journal.

El multimillonario también dijo que él carecía de esa cualidad y que estaba trabajando para hablar en público para impactar a los que fueran a escucharlo. Sin embargo, aseguró que nunca iba a ser tan mágico como Jobs.

“Ojalá pudiera ser tan mágico porque tengo causas que de alguna manera son más impactantes y necesito asegurarme de que no se ignoren. Causas como combatir el cambio climático, la pobreza extrema o el contagio de ciertas enfermedades”, agregó el magnate.