La información la reveló el jefe de ingeniería de Apple, Ivan Krstic, en una charla que estaba dando en la famosa conferencia Black Hat. Kristic mencionó que esta era una estrategia de la compañía para arreglar todos los fallos de los próximos teléfonos antes de que fueran presentados al público, según Unilad.

Sin embargo, la recompensa de 1,5 millones de dólares solo será entregada al ‘hacker’ que logre piratear o entrar al núcleo del sistema iOS y se lo diga discretamente a la marca estadounidense. Con esto también quieren atraer a varios filtradores para que empiecen a trabajar para ellos en vez de venderles información a otros, mencionó el mismo portal.

Hay que resaltar, que entrar a iOS es bastante complicado para cualquier persona que no trabaje con Apple, pues este sistema operativo tiene un código al que solo pueden acceder algunos miembros de la empresa y es uno de los más cerrados del mundo.

La compañía sabe que entrar a este sistema es casi imposible y por eso ofrece otros premios para sus usuarios. Por ejemplo, el ‘hacker’ que pueda desbloquear el teléfono por alguna vulnerabilidad del sistema recibirá 100.000 dólares. Además, el que logre tener el control total del móvil sin interacción del dueño podrá reclamar 1 millón de dólares, de acuerdo con Adslzone.

Las personas que decidan aceptar este reto tendrán la posibilidad de trabajar en dispositivos que la marca todavía está desarrollando y también podrán acceder a códigos y partes de iOS que son restringidas para las personas que trabajan en la multinacional, informó el mismo medio.

Hay que recordar que Apple hace algunos años les permitió a algunos ‘hackers’ encontrar las debilidades de su sistema, pero esta vez podrán participar todos los usuarios del mundo que tengan conocimientos básicos de tecnología y trabajen silenciosamente para la empresa.