Los rumores del retraso circularon durante varias semanas, pero ahora la misma compañía los corroboró. Debido a la pandemia de la COVID-19, sus equipos se demorarán un mes más en llegar, de acuerdo con un comunicado de Luca Maestri, director financiero de Apple, citado por The Next Web.

“Como saben, el año pasado comenzamos a vender nuevos iPhones a finales de septiembre. Este año proyectamos que el suministro estará disponible unas semanas más tarde”, dijo Maestri.

Lo que sucede es que las cadenas de suministro no funcionan a la misma capacidad de antes, pues unas plantas de producción se han cerrado y otras han disminuido el número de operadores trabajando.

Por otra parte, no queda claro si el iPhone 12 se presentará en un evento en septiembre, pero se comercializará a partir de octubre, o si ambas acciones se darán en el décimo mes del año, señaló The Verge.

Además, no es la primera vez que la empresa retrasa el envío de sus dispositivos. Según el medio mencionado, el iPhone X se anunció al mismo tiempo que el iPhone 8, en septiembre de 2017, pero salió al mercado en noviembre por problemas de producción.

Asimismo, el iPhone XR se presentó en septiembre de 2018, mas no llegó a las tiendas hasta octubre por inconvenientes en la fabricación, agregó el portal en su publicación.