Se trata de el ISRIB (Inhibidor de ISR), un medicamento puesto a prueba en la Universidad de California, en San Francisco, para hacerle frente al deterioro cognitivo relacionado con la edad, así como enfermedades cerebrales como el Alzheimer.

Así lo destacó Daily Mail, en cuyo artículo se explica que el fármaco reinicia la producción de proteínas en el cerebro luego de una respuesta de estrés.

Tras una serie de experimentos llevados a cabo con ratones de laboratorio, se estableció que el mencionado fármaco terminó por rejuvenecer células cerebrales, estimulando la amplitud de la actividad cerebral de los individuos.

Al funcionar como un inhibidor, el fármaco neutraliza mutaciones a partir de la supresión el proceso de producción de proteínas, el cual vuelve a iniciar una vez solucionado el problema.

“Vimos cómo ISRIB restaura la cognición en animales con lesión cerebral traumática. Esto es, en muchos sentido, como una versión acelerada del deterioro cognitivo relacionado con la edad”, cita FayerWayer a una de las investigadoras del proyecto.