Puntualmente, para quienes utilizan los AirPods de Apple, y otros dispositivos que funcionan vía Bluetooth.

Jerry Phillips, profesor de bioquímica en la Universidad de Colorado (EEUU), señala en un informe, citado por Medium, que la colocación de los audífonos en canales auditivos expone tejidos a unos niveles muy altos de radiación.

“Tenemos una seria preocupación con respecto a la creciente exposición a los campos electromagnéticos generados por dispositivos eléctricos e inalámbricos”, señala la comunicación firmada por científicos de 40 países, y que fue remitida a la ONU y la Organización Mundial de la Salud.

La alerta de ellos se basa en varias publicaciones científicas recientes que dan cuenta de que el campo electromagnético no ionizante (CEM) es un tipo de radiación emitida por dispositivos inalámbricos como los mencionados, y al darle ese uso, como los AirPods, podría generar enfermedades como cáncer, trastornos neurológicos, déficit de aprendizaje y de memoria, entre otros.

Pese a esto, otros especialistas aseguran que se requieren de más estudios para llegar a conclusiones más exactas.

Sin embargo, los especializas solicitan a los organismos proteger de este peligro a niños y mujeres embarazadas. Además, exigir a los fabricantes el desarrollo de una tecnología más segura.

Hasta el momento, las empresas que prodcen estos audífonos no se han pronunciado ante la petición y alerta de los científicos.