El Registro de Direcciones de Internet de América Latina y el Caribe (Lacnic) anunció este miércoles que otorgó “la reserva del último bloque disponible de direcciones IPv4”, que permiten conectar dispositivos a la red, y llamó a acelerar el despliegue de la tecnología siguiente llamada IPv6.

Las direcciones de protocolo conocidas como IPv4 se adjudican a teléfonos celulares, computadoras portátiles, tabletas y otros dispositivos inteligentes para conectarse a Internet. Las compañías telefónicas, entre otros, reservan estas direcciones para luego poder brindárselas a sus usuarios y clientes.

Hace años que Lacnic viene advirtiendo sobre el agotamiento de las direcciones IPv4 y exhortando a la transición hacia un protocolo más moderno, el IPv6, cuyo número de posibilidades es muchísimo más amplio.

Pero técnicamente implica importantes costos, por lo que muchas empresas no han iniciado ese proceso de cambio, y las direcciones se agotan.

Lacnic, que ha asignado 189,3 millones de direcciones IPv4 a más de 11.200 organizaciones y empresas de América Latina y el Caribe, enfatizó su llamado a “acelerar el despliegue de IPv6 en sus redes y acelerar el crecimiento de Internet” en la región.

“En la primera quincena de agosto se duplicó el número de asignaciones promedio, lo que adelantó la fecha proyectada para el agotamiento”, alertó.

En el futuro, Lacnic solo podrá asignar direcciones IPv4 que no se estén utilizando y sean devueltas.