Debido a que las caídas son la tercera causa de heridas en personas entre los 18 y 35 años, la Universidad de Purdue en Indiana, EE.UU., llevó a cabo una investigación entre los estudiantes para averiguar qué tan a menudo se caían o resbalaban en un periodo de 16 semanas, según registra The Telegraph.

También le puede interesar:

Los resultados señalaron que la mayoría de caídas, un 58 %, ocurría mientras los estudiantes caminaban; y que el 48% de las veces la caída se debía a un resbalón y el 25% a un tropezón. El 4 % de las veces, esas caídas resultaban en heridas que debían ser atendidas por un médico, de acuerdo con Motherboard.

A pesar de que las caídas constantes suelen atribuirse a la torpeza, o a factores externos como las superficies lisas, los expertos concluyeron tras este estudio que el ser humano simplemente no es muy bueno para caminar.

“El hecho de que la mayoría de caídas ocurriera mientras caminaban apoya el argumento predominante de que los bípedos son mecánicamente inestables y también demuestra que caminar es una tarea exigente”, señalaron.