Varios estudios e investigaciones han demostrado que la aparición de canas se debe en su mayoría a un factor genético y hereditario. Un gran porcentaje de personas empiezan a presentar cambios en el color de su cabello alrededor de los 35 años, y de acuerdo con registros, el 50% de las personas mayores de 50 años tiene la mitad del pelo gris, informó Science Line.

A pesar de esto, hay personas que a partir de los 20 años, o incluso antes, que empiezan a notar algunos pelos blancos. Esto sucede porque las células del pigmento llamadas ‘melanocitos’ dejan de producir el pigmento de color.

Además de ser una característica hereditaria, existen algunos factores que aumentan su proceso, entre estos: la falta de vitamina B12, problemas de tiroides o algunos tipos de anemia que deben ser tratados por expertos, aseguró Men’s Fitness.

También le puede interesar:

Por otro lado, factores externos como el consumo de cigarrillo puede contribuir, pues de acuerdo con un estudio publicado en el ‘National Center for Biotechnology Information’ mostró que los fumadores regulares tienen hasta 2 veces más probabilidad de tener canas, retomó Huffington Post.

Los expertos aseguran que no hay manera de detener el crecimiento de canas, de modo que si es de esos que a sus 20 ya empezó a sentirse viejo, tómeselo con calma, acéptelas o tintúrelas, pero tenga claro que nunca desaparecerán.