En la ceremonia fúnebre le daban el último adiós al reconocido empresario, Orlando Molina, quien además era el papá de un funcionario público de esa región, de acuerdo con Blu Radio.

La emisora detalló que en el entierro participaron “cientos” de personas aglomeradas y que escuchaban música con altos niveles de volumen. “Se habrían violado todas la medidas de seguridad por cuenta del coronavirus”, añade.

Mientras tanto, Noticias Caracol aseguró que hubo músicos en vivo y que los infractores no solo se congregaron en la funeraria, sino que caminaron por las calles del municipio hasta el cementerio, donde los esperaba un sacerdote para oficializar una misa.

Por esto, las autoridades del municipio tuvieron que intervenir y, al parecer imponer las sanciones respectivas, dicen los medios.

“La ley es para todo el mundo, la ley hay que cumplirla. Como alcalde de Barbosa debo controlar y ejercer que se cumplan los decretos, obviamente de la mano de la fuerza pública. Hemos impartido todas las órdenes para que estos hechos no se vuelvan a presentar”, expresó Víctor Camacho, mandatario.

Finalmente, Camacho les recordó a los ciudadanos que las autoridades tienen la orden de aplicar sanciones a quienes incumplan las medidas sanitarias.

El noticiero obtuvo imágenes del sepelio y las compartió en su nota periodística: