La senadora del Centro Democrático, líder de ‘Los Paolos’, organización política que financió las polémicas vallas contra la JEP en Antioquia, y considerada por la Silla Paisa como “la cara radical del uribismo”, ha estado –junto a su familia– “varias veces del lado equivocado de la ley”, según Yohir Akerman.

El columnista destaca que esta mujer antioqueña, de 45 años, periodista y activista del “uribismo pura sangre” tiene un pasado del que no le será fácil escapar porque involucra a su padre, quien fue procesado en la década de los 90 por ocultar bienes de la mafia y por narcotráfico.

“Los bienes del narcotraficante Pablo Escobar que estaban a nombre de Frank Holguín Ortiz habían sido ocupados en marzo de 1998 por la Fiscalía en una operación en la que se recuperaron 20.000 bienes de la mafia”, señala el columnista.

Y agrega que las autoridades descubrieron una red que filtraba información confidencial de la Dirección de Nacional Estupefacientes para torcer procesos, burlar la acción de la justicia, favorecer a testaferros ante los tribunales e impedir que los bienes incautados a la mafia no pasaran a extinción de dominio.

Ahí vuelve a ser mencionado Frank Holguín Ortiz que, según el columnista de El Espectador, tuvo nexos con Pablo Escobar, primo hermano de José Obdulio Gaviria, exasesor de Álvaro Uribe en la Casa de Nariño y actual senador, cargos en los que también ha estado Paola Holguín.

La senadora fue reelecta con la segunda mejor votación de su partido (56.000 votos) y es la revelación política del uribismo, reseñó un perfil de la Silla Paisa.