Según contó Perdomo, él y su pareja estaban en un restaurante esperando a que su comida llegara a la mesa cuando una mujer, sentada cerca de ellos, empezó a agredirlos verbalmente.

Los hombres se cambiaron de mesa, pero los insultos no cesaron. Ahí, Perdomo sacó su celular y empezó a grabar a la mujer que se encontraba sola, maquillándose.

Señora, nosotros no estamos para tolerar su irrespeto”, le dijo Perdomo a la mujer, mientras ella lo retaba a ir hasta la mesa donde se encontraba.

No obstante, un minuto después, la mujer, evidentemente molesta, se levantó, caminó hacia el hombre que la estaba grabando y le dio un golpe, al parecer, en uno de sus brazos.

¿Usted por qué me graba? ¿Por qué me está grabando hijueputa”, le decía. Posteriormente, el otro hombre se acercó para defender a su pareja pero la mujer también lo agredió.

En ese momento, uno de los trabajadores del restaurante llegó para intentar calmar los ánimos, pero ella se rehusaba a tranquilizarse hasta que la dejaran de grabar y borraran el video.

Finalmente, el funcionario del restaurante se puso en medio de la pareja y la mujer, que también sacó su teléfono y empezó a grabar, dejó de golpearlos.

Perdomo publicó el video y escribió: “No rotundo a la homofobia”.