Aunque un video que circula en redes demuestra que ninguno de los invitados llevaba tapabocas ni respetaba el distanciamiento físico para evitar la propagación del coronavirus, el alcalde negó que hubiera incumplido las medidas de bioseguridad.

En una grabación, Pinto Liscano aseguró que “no es cierto” que hubiera hecho una fiesta para festejar su boda e indicó que solo se trataba de una “ceremonia espiritual”:

“Lo que pasó en el día de ayer fue la ceremonia de matrimonio, una ceremonia que se hizo netamente espiritual; yo soy evangélico cristiano. No hubo fiesta, simplemente lo que hubo fue una ceremonia y una cena compartiendo con mi familia”.

El mandatario local agregó que atendió “todas las medidas de bioseguridad” y que cumplió “con todos los protocolos” en esta época de pandemia; sin embargo, el video de la celebración demuestra todo lo contrario.

Pinto Liscano también trató de justificar este festejo y la falta de tapabocas diciendo que él y su esposa compartían “exclusivamente” con miembros de la familia.

“Lo que sucedió y lo que evidencia el video fue el momento en el que estábamos cenando. Por lo general, en todos los matrimonios se baila el vals; en ese momento salimos con mi familia al vals, con mi pareja, el suegro, la suegra…”, añadió el alcalde.

Al final, el mandatorio volvió a decir que “estaba cumpliendo con todos los protocolos” y que solo se trató de “una ceremonia espiritual y una cena”

A continuación puede ver el video de la celebración y, en seguida, la defensa del alcalde: