Guzmán le contó a Noticias Caracol que el atraco ocurrió sobre la carrera Séptima con calle 54, cuando estaba en compañía de una amiga, y que tres hombres lo abordaron para robarle sus pertenencias.

Por fortuna, dice la víctima, varias personas intercedieron en su favor, evitaron el atraco y detuvieron a los señalados ladrones hasta que llegó la Policía.

No obstante, Guzmán contó en el noticiero que en medio del forcejeo uno de los asaltantes logró herirlo en una mano, aunque más que el dolor lo que realmente le provocó un sufrimiento a este ciudadano fue el intentar denunciar el caso.

“El sujeto me envía una puñalada, yo le pongo la mano y le quito el cuchillo, y pues me raja el dedo, y de ahí en adelante empieza un viacrucis”, aseguró el hombre en el informativo.

La molestia de Guzmán tiene que ver con que los policías habrían intentado inducirlo para que no denunciara ya que, según dijo, “no se había configurado algo mayor”, pero gracias a que su amiga es una abogada encontró en ella un respaldo para seguir adelante con el proceso.

“Pasan tres horas en el trámite desde el punto donde ocurren los hechos hasta el CAI de la 60 con Novena, y los policías, en un proceso irregular, identifican nuestros nombres y números de cédula y direcciones ante los delincuentes”, aseguró la víctima en el noticiero.

Al final, entre trámites y quejas, Guzmán dijo que “todo el proceso duró 36 horas”, pero que cuando culminó las diligencias a los señalados delincuentes ya los habían dejado libres, de acuerdo a la ley.

Por eso, el hombre reflexionó en el noticiero sobre esta experiencia, que es la misma que a diario padecen cientos de víctimas de diferentes delitos en todo el país.

“En pocas palabras, el proceso está hecho para que la víctima no denuncie, y si denuncia, se desgaste y sencillamente desista. Lo que uno siente aquí es que la seguridad también pasa por el amparo de las instituciones”, puntualizó Guzmán.

Caracol consultó al mayor Robert Alexánder Méndez, comandante de Policía en Chapinero, y su respuesta fue que hay unos trámites y protocolos ya establecidos y que, en ocasiones, la demora se debe a la congestión por la cantidad de denunciantes.

Este es la queja completa que interpuso la víctima: