Luego de que en las instalaciones de Semana un grupo de personas protestaran tiñendo el agua de rojo y diciendo algunas arengas, la periodista compartió en sus redes sociales el artículo en el que rechazaban la expresión de estos ciudadanos y lo calificaron como un “show”.

Pero ahí no paró su disputa con aquellos que no están de acuerdo con su estilo de hacer periodismo. En su cuenta de Twitter ratificó que ella no estaría dispuesta a participar de un hecho similar al que ha recibido el medio de comunicación que ella dirige o el canal RCN, que también fue atacado en los primeros días de protestas.

Aunque no se conoce que esta manifestación haya dejado trabajadores heridos u otras situaciones para lamentar, Vicky quiso sacar la cara por aquellos que laboran ese hebdomadario, que en su reciente portada aseguró que Colombia estaba “bajo amenaza” luego de once días de protestas en las calles de varias ciudades.

En su tuit, la periodista también aseguró que el medio para el que ella trabaja ha sido “blanco de odio y ataques muy peligrosos”, aunque no reveló si se ha presentado alguna otra expresión física que atente contra la sede, además de la del pasado 28 de abril, o solamente hace referencia a los señalamientos de los usuarios de redes sociales.

“Jamás participaría del ataque de desadaptados o vándalos contra colega alguno, o contra un medio. Menos me regocijaría con ello. SEMANA ha sido blanco de odio y ataques muy peligrosos. Aquí hay más de 500 personas que trabajan decentemente y quedan en riesgo. No más por favor”, escribió Vicky Dávila.

Este es el mensaje que dejó en su cuenta de Twitter y al que le han respondido varias personas alabando la labor que hace con Semana, aunque hay otros tantos que aparecieron criticando con imágenes alusivas a su ejercicio periodístico allí.

Vicky Dávila no responde a fotógrafo de El Espectador

Mauricio Alvarado es uno de los reporteros gráficos que trabaja para este medio de gran tiraje en el país. Él fue tildado en un artículo de la revista Semana de ser un “activista”, pues publicó en sus redes sociales la imagen de la mujer que protagonizó la protesta contra ese medio de comunicación.

En la mañana de este sábado, el fotógrafo de El Espectador dijo que ese artículo hacía señalamientos “irresponsable, infundados y peligrosos”, resaltando que Vicky Dávila es la directora y, por lo tanto, quien debe verificar ese tipo de contenidos, haciendo un llamado a la Fundación para la Libertad de Prensa.

La periodista bugueña no le ha respondido al joven, aunque su mensaje también ha sido tomado como una indirecta para él por difundir estas imágenes, las mismas que las personas que estuvieron allí grabaron y publicaron en diferentes cuentas de redes sociales.