En medio del dolor y de la pobreza, sus 4 hijos tuvieron que dejar el ataúd en la calle, frente a una de las vías del antiguo ferrocarril de la capital vallecaucana, en el barrio Industrial, informó Blu Radio.

Liceth Carina Ortiz Rojas, una de las 3 hijas de Irma (el cuarto hermano es un joven con síndrome de Down), le contó a El Tiempo que para el entierro de su madre debían pagar 2 millones de pesos, pero que ninguno tenía ese dinero, de ahí que se vieran obligados a pedirle plata a cada una de las personas que pasaba frente al ataúd.

Esa entrevista se realizó el pasado miércoles y para ese momento Liceth Carina y sus hermanos ya habían recogido un millón de pesos. Durante ese diálogo, la joven contó que tenían hasta las 3 de la tarde de ese día para completar el monto:

“La muerte de mamá nos cogió sin dinero para los costos del funeral. Dimos un anticipo de 300.000 pesos pero nos dieron plazo hasta la tarde del miércoles para completar el valor de 2 millones”.

Hasta ahora se desconoce si estos jóvenes lograron reunir el dinero para el entierro de su mamá.

A continuación puede ver fotos del velorio y, en seguida, la entrevista que El Tiempo le hizo a la hija de Irma: