Y es que en “Cuadrilatero”, ubicado en la capital de Atlántico, los supuestos deportistas usaron a los animales en condición de calle para sus entrenamientos en plena cuarentena por el coronavirus; de acuerdo con una usuaria en Twitter, los sujetos “tomaron gatos como tula de boxeo”, por lo que hizo un llamado a la alcaldía, la Policía (Dirección de Protección y Servicios Especiales) y la Fiscalía a hacer presencia en el lugar.

“Aquí se ve cómo uno de los ‘deportistas’ saca una caja y la lanza. Cuando se revisa su contenido se encontraron los restos de dos gatos”, indicó la denunciante en su cuenta de Twitter.

Horas después de la denuncia, la misma usuaria reportó que dentro del establecimiento fueron identificados los dos presuntos autores del crimen por uno de los trabajadores que, tras percatarse de los hechos, procedió a expulsarlos del sitio.

“Ojalá me hagan algo para que los lleven presos, mala gente, tienen el corazón negro. Estos dos fueron los que mataron los gatos, se van de Cuadrilatero porque aquí no pertenecen”, indicó muy alterada la trabajadora del lugar.

Este domingo el gimnasio emitió un comunicado en el que “censuró y lamentó los hechos sucedidos”, y destacó que el maltrato animal es inaceptable y no hace parte de sus valores como empresa. “Desde que hubo conocimiento se ha ordenado la investigación para imponer las sanciones disciplinarias a que haya lugar”.