El responsable del tuit que Álvaro Uribe eliminó tras percatarse de la polémica foto sería un usuario que en esa red social se identifica como Faruk Urrutia, según confirmó la oficina de prensa del senador a Pulzo, y teniendo en cuenta que el mismo Uribe compartió el mensaje de ese tuitero en su propia cuenta.

“En mi carrete, las fotos enviadas por cualquiera se guardan automáticamente, había una foto obscena allí, pido excusas”, es un aparte del mensaje que se lee en la cuenta @FarukUrrutia.

Sin embargo, más allá de aclarar el impase, este nuevo mensaje publicado a las 11 de la noche del mismo sábado dejó algunas dudas en varios tuiteros y muchos de ellos cuestionaron la cuenta que lo publicó.

Lo primero que hicieron notar los usuarios fue la fecha de creación de la cuenta: diciembre de 2019. Incluso algunos dijeron que dicho usuario se habría unido a Twitter el mismo día de la polémica en redes, pero no se conoce herramienta oficial para determinar ese dato con exactitud desde una cuenta ajena.

Pero los tuiteros también dudaron de los pocos seguidores con los que contaba la cuenta este sábado (menos de 60) y del hecho que el único trino publicado en ella fuera el de las excusas de su propietario.

Esas dudas llevaron a varios usuarios también a señalar que, contrario a lo dicho por el equipo de prensa de Uribe en la tarde de este sábado, la foto erótica si estaba guardada en el celular del expresidente y no se trataba de un pantallazo que le habían enviado y que él compartió sin percatarse que, bajo la nota de economía que quería compartir, se veía la foto de una vagina.

Sin embargo, tal como lo supuso una usuaria que comentó el trino con las excusas de @FarukUrrutia, quien le habría enviado el pantallazo al líder del Centro Democrático podría ser una persona que a la fecha no contaba con cuenta en Twitter.

Cabe recordar que luego de que esta imagen se viralizara en Twitter, al punto de convertir a Álvaro Uribe en tendencia, la oficina de prensa del senador le dijo a Pulzo, el mismo sábado en la tarde, que él “nunca se dio cuenta de que el pantallazo que le enviaron contenía la foto de las partes íntimas de una mujer”.

Y aunque el polémico tuit ya no aparece en la cuenta del expresidente, este se compartió profusamente en esa red social pues los usuarios rescataron y publicaron capturas de pantalla como la que se muestra a continuación:

Sobre la persona que al parecer habría enviado el polémico pantallazo a Uribe, el portal Congreso Visible reseña a Faruk Urrutia Jalilie como un militante del Centro Democrático en Cesar que ocupó varios cargos públicos entre el 2002 y el 2012 (durante los dos periodos presidenciales de Álvaro Uribe y el primer mandato de Juan Manuel Santos) y quien es, además, sobrino del excontralor general Edgardo Maya Villazón.

De acuerdo con ese mismo portal, Urrutia Jalilie reemplazó a Paloma Valencia en el senado entre el 25 de enero y el 25 de mayo de 2017, periodo en el cual ocupó su curul pues, informó el diario El Pilón en su momento, la reconocida congresista uribista se encontraba disfrutando de su licencia de maternidad.