El primer atraco ocurrió en el sector de Chapinero. Una niña de 16 años era la encargada de hacer la parada a los buses del SITP. El conductor, confiado, se detenía, y en ese momento dos jóvenes de 17 años se subían con sus armas blancas, robaban a los pasajeros.

Los menores fueron capturados cuando escapaban, y se les incautaron dos armas blancas y tres teléfonos celulares: uno del conductor y los otros dos de pasajeros, dijo en Noticias Caracol el mayor Juan Carlos Celis, comandante de la Policía de Chapinero. Los tres menores quedaron a disposición de la Policía de Infancia y Adolescencia.

Poco antes, dos hombres, uno de ellos un menor de edad, arrastraron a una mujer dentro de un paradero de Transmilenio para robarle el celular. Sobre este caso, el coronel Néstor Melenje, comandante de la Policía de Transmilenio, precisó en el mismo medio que el hecho se produjo en la calle 13 con 33.

Finalmente, en la estación Ricaurte, las autoridades capturaron a un hombre señalado de robar a un pasajero.