“Viva la vida. Nació Joan Rodrigo. Para la paz todo, para la guerra nada”, dijo Londoño, de 60 años, en su cuenta de Twitter al anunciar el nacimiento del bebé, que ahora forma parte de la denominada generación de “niños de la paz” del antiguo movimiento insurgente.

El bebé es producto de la relación de Londoño con la colombiana Johanna Castro, a quien conoció cuando las Farc firmaron el acuerdo de paz, en noviembre de 2016.

Joan Rodrigo, que nació el 6 de julio, es el primer hijo de esa unión, pero la primogénita de ‘Timochenko’ nació en 1990, en una de las épocas más cruentas del conflicto armado colombiano.

“¡Nació otro hijo de la paz! Felicidades a Timochenko y su compañera por la vida de Joan Rodrigo, que viene a acompañarlos en este camino de trabajo y construcción de reconciliación. Por una Colombia diferente”, dijo en Twitter al conocer la noticia la senadora del partido Farc, Sandra Ramírez.

También, el representante a la Cámara por la Farc Luis Alberto Albán Urbano se pronunció sobre el nacimiento: “Bienvenido a la vida y a la familia fariana Joan Rodrigo. Felicitaciones Timochenko y Johanna Castro, un hijo de la paz”, manifestó.

En 2017 la Farc indicó que un grupo de 148 hijos de exguerrilleras constituyen la primera generación de los “niños de la paz” y suponen un cambio radical en el proyecto de vida de esas mujeres. Estos niños crecen actualmente en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) que se distribuyen por todo el país y en donde los excombatientes permanecen tras dejar las armas.

El defensor del Pueblo, Carlos Negret, ha pedido al Gobierno atender estos embarazos, por lo que sugirió que el Hospital Militar en Bogotá, que durante décadas atendió a soldados heridos en combate, “reoriente sus esfuerzos a la construcción de la paz” y se encargue de prestar servicios médicos a las gestantes y a los recién nacidos.