El robo lo cometieron dos hombres que ingresaron armados al establecimiento público, en la localidad de San Cristóbal, y que intimidaron a los trabajadores para obligarlos a que entregaran el dinero producto de las ventas, según CityTv.

El noticiero compartió los videos de las cámaras de seguridad y allí se aprecia que cuando uno de los asaltantes entra apuntando su arma hacia la humanidad de una de las cajeras, varios clientes que estaban allí salieron espantados ante el temor de que también los robaran.

De hecho, el otro ladrón intenta retener a un joven, pero en un ágil movimiento este logra escapar y sale a la calle a pedir ayuda.

“Los ladrones ingresaron y aquí había unos clientes, y les dijeron: ‘no se muevan’. Ellos salieron a correr, y fue cuando entró el muchacho con el arma, me apuntó y dijo que le pasáramos todo lo que teníamos en las cajas”, contó en el noticiero Nicolle, la cajera que fue intimidada.

La mujer explicó en el informativo que la reacción suya y la de su compañero fue permanecer inmóvil mientras los asaltantes sacaban el dinero, pues uno de ellos les apuntaba y el temor era que disparara. Esto, dice la mujer, porque en la parte de afuera del local había “dos personas esperándolos a ellos”.

Varios comerciantes de la zona se quejaron de que como la vía se encuentra cerrada por una obra que están haciendo, y hay polisombras sobre los andenes, eso ha permitido que los delincuentes cometan sus fechorías sin ninguna restricción, sobre todo en las noches.

“Siempre ha convenido por la vía cerrada, y ha habido mucha inseguridad. Pero a uno le toca dejar que roben porque si se pone de sapo resulta involucrado”, expresó otro comerciante en el informativo.