Como se recuerda, Diana Turbay murió en 1991 en confusas circunstancias durante el operativo de rescate para recuperarla de las manos del mafioso Pablo Escobar.

Y, como es natural y respetable, su hijo Miguel Uribe Turbay la invoca en diferentes escenarios. Sin embargo, eso le pareció mal a Carrascal, que escribió en Twitter su comentario, y el primero en responder, por supuesto, fue Uribe Turbay:

Pero al coro que descalifica a carrascal se unió la periodista Darcy Quinn, que acusa a la activista de Petro de haberse metido también de su padre:

También se sumaron ciudadanos del común que muestran su hastío por ese tipo de comentarios y que sostienen que la de Carrascal es “un alma negra”.

La periodista Luz María Sierra, en Blu Radio, advirtió que “la guerra sucia comenzó a hacer su agosto en las campañas de Bogotá”, y comentó, entre otros casos, el de Carrascal: “Para cerrar la jornada, una tuitera activista de Gustavo Petro, Mafe Carrascal, con palabras muy desobligantes, se metió con la mamá de Miguel Uribe, que es Diana Turbay, que como todos recordarán, fue asesinada en cautiverio por Pablo Escobar”.

“Qué cansancio, de verdad”, agregó Sierra. “Hay quienes dirán que guerra sucia siempre ha existido, pero el problema ahora es que la guerra sucia que en Bogotá, por ahora, es solo misiles de palabras, en el resto del país está matando personas, y hay que ponerle mayor atención”.