Dichas evidencias se relacionan, según el noticiero, con la investigación que la Corte Suprema de Justicia adelanta respecto a un supuesto esquema de corrupción en contratos celebrados en el departamento por sumas que superarían los $500.000 millones.

De acuerdo con el testimonio de 2 testigos, hoy enjuiciados por corrupción dentro de ese proceso, los hoy congresistas Aguilar y Ballesteros se habrían beneficiado con dichos contratos, firmados entre 2012 y 2015 cuando el primero ejercía como gobernador de Santander y el segundo se desempeñaba como gerente de la empresa de servicios públicos del departamento, añade el informativo.

Los testigos son la exsecretaria de infraestructura de Santander, Claudia Yaneth Toledo, y su esposo, Lenin Darío Pardo, quienes dicen tener las pruebas sobre la mencionada organización criminal, precisa el medio de comunicación.

De esas evidencias, entregadas por los esposos a la Fiscalía y a la Corte Suprema, Noticias Caracol publicó el audio de una conversación en la que Toledo habla con Julián Libardo Jaramillo, exdirector de proyectos de la Secretaría de infraestructura y persona de confianza de Richard Aguilar.

En ese diálogo, agrega el informativo, la exfuncionaria se refiere al acuerdo con la justicia que estaban evaluando ella y su esposo, y dentro del cual les exigían devolver $3.000 millones del soborno por el cual la Fiscalía los acusa.

En la misma conversación se habló de la posibilidad de que nadie más fuera delatado, por lo cual Jaramillo tranquilizó a la pareja diciéndole que él podía conseguir los $3.000 millones para garantizar ese silencio, añade el medio, y menciona que detrás de esa gestión estarían, al parecer, Ballesteros y Aguilar, mencionados en dicho audio.

Finalmente, el noticiero también publicó las capturas de pantalla de unas conversaciones de Whatsapp en las que, al parecer, Edwin Ballesteros gestiona con Lenin Pardo el pago de una presunta coima por un contrato de obras públicas por $4.346 millones, el cual habría sido concedido, al parecer, por Richard Aguilar a cambio de una comisión del 15 %, es decir, alrededor de $650 millones.

Consultados por el mismo medio de comunicación, tanto el exgobernador de Santander como el exgerente de la empresa de servicios públicos del departamento negaron todas las acusaciones e insistieron en su inocencia.

Cabe recordar que, en otro caso de presunta corrupción, Richard Aguilar denunció la semana pasada que Jesús Alejandro Garzón, exasesor del despacho del exprocurador Fernando Carrillo, le pidió $300 millones para favorecerlo en un proceso disciplinario por el que, en primera instancia, fue sancionado cuando se desempeñó como gobernador de Santander, según Blu Radio.

Precisamente, Garzón fue capturado el pasado viernes porque, al parecer, en su cargo como sustanciador en el despacho de Carrillo, habría exigido altas sumas de dinero a funcionarios a cambio de información privilegiada sobre los procesos en su contra en la Procuraduría.

[Video] Pruebas que vincularían a Richard Aguilar con supuesta red de corrupción: