El separador que también divide a las localidades de Teusaquillo y Puente Aranda (occidente) en esa vía arterial de la capital, está totalmente lleno de cambuches improvisados. 

Las personas allí presentes dicen que no han recibido ayuda del Gobierno Nacional y que los vecinos del sector ya están cansados de andar dándoles comida y bebida.

Hemos decidido quedarnos acá por la dificultad; por el coronavirus, se nos acabó el trabajo. La gente alrededor ya no nos quiere dar ni agua”, dijo una de las personas asentadas en el lugar, en diálogo con Noticias CM&. 

Si bien ese informativo identificó a los invasores como ciudadanos venezolanos, Pulzo constató a través de la Fundacion Zharhey, encargada de facilitar el traslado de los venezolanos represados en la Autopista Norte con calle 195, que solamente una familia del lugar es proveniente de ese país.

Migración Colombia señaló que ya tiene el registro de los venezolanos asentados en la Avenida de las Américas, ya que para coordinar el retorno voluntario deben estar en los listados donde no aparecían, añadió ese medio.  

Sin embargo, para que puedan irse necesitan que se habiliten los buses y que se dé la autorización respectiva en la frontera con el vecino país, apuntó el informativo.  

En la medida que tengamos mayor espacio de salida para estas personas que de manera voluntaria quieren pasar a Venezuela, podremos disminuir la presión que tenemos en diferentes ciudades”, concluyó Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia, en declaraciones recogidas por Noticias CM&.