Los confusos hechos habrían ocurrido el pasado viernes 30 de agosto cuando la estudiante de la Universidad Jorge Tadeo Lozano acudió a la sede de Covo para hacerle una entrevista con fines académicos, informó El Heraldo.

Sin embargo, el desarrollo de la entrevista incluyó preguntas que al parecer incomodaron a la candidata de la Colombia Humana porque, según ella, la relacionaban directamente con corrupción por haber pertenecido al partido Liberal y Cambio Radical

“Nunca he negado mi militancia en esos partidos, lo que no puedo aceptar es que se lesione mi buen nombre”, argumentó Covo en un comunicado citado por el periódico.

Por su parte, la estudiante de periodismo aclaró que su trabajo tenía fines académicos, que no actuaba bajo las órdenes de ningún partido y que en todo caso tanto ella como su novio fueron víctimas de agresiones por parte de la candidata y de su equipo de campaña.

“En las últimas tres preguntas que yo le hice a ella se incomodó y en la última pregunta luego de responderla se levantó de la silla y empezó a insultarme […]. Me advirtió que de ahí no salíamos si ella no eliminaba esa entrevista y llamó a uno de sus trabajadores para que este eliminara los videos de mi cámara”, manifestó Urango en la denuncia, que fue revelada por El Heraldo.

La Fundación para Libertad de Prensa (FLIP) se pronunció al respecto y dijo que acompañaría a la estudiante de periodismo en su denuncia. De hecho, el asunto podría tener connotaciones legales mucho más profundas si prospera contra Adelina Covo una posible formulación de cargos por secuestro extorsivo y extorsión.