Mientras esperaban, los niños retenidos, entre los 13 y 15 años de edad, solicitaron a los policías que les dieran algo de comer, pues llevaban días sin probar bocado, de acuerdo con Noticias Caracol.

Sin embargo, lo que más sorprendió a los uniformados fue que uno de los menores se encontró con su mamá, que en un operativo paralelo había sido detenida, junto a otras dos personas, por estar armada, dice el informativo.

Esa mujer habría entregado a su hijo a las bandas delincuenciales de Bello, dijo la policía al noticiero, que lo tendrían recluido, junto a los otros cinco niños, para “cometer algún ilícito”.

“Esos casos nos dan el aberrante episodio de una mamá y su hijo en bandas delincuenciales en Bello. […] Una de las primeras solicitudes que hicieron [los niños] era que les diéramos de comer. Llevaban varios días sin comer. Vemos cómo esta gente los recluta, los lleva y ni les dan de comer. Prácticamente, estaban secuestrados para cometer algún ilícito” señaló el coronel Luis León Vargas, en Noticias Caracol.

Las autoridades investigan si los menores y los tres adultos detenidos tienen responsabilidad en tiroteos que se reportaron en las últimas horas.