Esta fue revelada por El Tiempo, medio que expuso que todo comenzó a inicios de mayo, cuando a líderes políticos les llegó una invitación para reunirse con diputados argentinos y hablar de la situación que vive el país por cuenta del paro nacional. 

Ese medio sostiene que hay informes de inteligencia que apuntan a que la visita de la misión argentina, conformada por Federico Fagiolli, Sergio Massa y Daniela Vilar, buscaba consolidar “un plan para desestabilizar al Gobierno”.

Esta no es la primera versión que surge sobre el supuesto complot, pues La W Radio ya había señalado que existe un informe en el que se detalla el plan de desestabilización.

De hecho, en dicho reporte, se señaló al diputado argentino Federico Fagioli, como miembro clave en ese plan, según el Gobierno colombiano.

Es más, se conoció un audio en el que Fagioli habla de una salida de Iván Duque de la presidencia de Colombia.

Agenda de misión argentina acusada de conspiración contra Colombia

El Tiempo marca que entre los compromisos que tenía dicha delegación estaban reuniones con congresistas de izquierda, precandidatos presidenciales, la Marcha Patriótica y grupos defensores de los derechos humanos.

Incluso, recoge el diario capitalino, la diputada Daniela Vilar por el Frente de Todos, estuvo con Gustavo Petro, miembros de ONG y el expresidente Ernesto Samper.

De hecho, ella misma publicó en sus redes sociales el registro de la reunión con Gustavo Petro. Acá, la imagen:

En este escenario de supuestas conspiraciones también tiene papel el activista argentino Juan Grabois, que a finales de mayo fue deportado del país cuando llegaba en una misión de observación de derechos humanos.

Él le dijo a Infobae que dicha delegación está en contra de cualquier lucha armada. Negó, además, relación alguna con cualquier grupo que esté fuera de la ley.

Sobre Fagioli, Grabois aseguró al medio argentino que viajó a Colombia como diputado nacional del Frente Patria Grande, junto a la diputada Villar, solo para reunirse con dirigentes políticos. Aclaró que no lo hizo como integrante de la delegación de derechos humanos.