La información la dio a conocer este miércoles la W Radio, que dijo que la investigación a las exministras de Educación y Transporte, del gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, es por el otrosí (adición) del contrato de la vía Ocaña-Gamarra, en la que tenía intereses la multinacional brasileña Odebrecht.

Este proceso había sido archivado en junio de 2018 por un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, con el argumento de que no se encontró material suficiente para vincular a las dos exfuncionarias en las indagaciones por este escándalo de sobornos.

Cabe recordar que días después de que la Fiscalía cerrara el proceso, la Procuraduría les formuló cargos a Parody y Álvarez y las llamó a juicio disciplinario “por presunto conflicto de interés en la toma de decisiones relacionadas con el proyecto Ruta del Sol sector 2, y el plan para recuperar la navegabilidad del río Magdalena”, según este comunicado, de junio de 2018.

El órgano de control detectó que el Conpes 3817 “fue aprobado por Álvarez” el 2 de octubre de 2014, dos meses después de que saliera del ministerio de Trasporte y pasara a manejar la cartera del de Comercio, Industria y Turismo.

La Procuraduría “reprochó” que Álvarez no se hubiese “declarado impedida” para aprobar el Conpes, motivo por el que consideró que con esta decisión “pudieron verse favorecidos familiares de las exfuncionarias”.