“En base a la experiencia de otros países parece un plan prudente la implementación de medidas durante al menos dos o tres meses“, dijo Etienne, directora del organismo para las Américas.

“Este tipo de medidas pueden parecer drásticas pero son la única forma de impedir que los hospitales queden desbordados“, explicó la alta funcionaria.

La alcaldesa de Bogotá había anticipado que ese podría llegar a ser el lapso por el que se prolongue el confinamiento en el país, recibiendo críticas de diversos sectores, aunque algunos otros también le dieron la razón.

Algunas de las personas que se opusieron a lo dicho por López incluso centraron sus críticas en que debía hacer sus proyecciones con base en criterios científicos o estudios claros. Es por eso que no es un dato menor que tal aseveración coincidiera con lo dicho por una organización como la OPS, cuyo criterio tiene muy en cuenta el presidente Iván Duque para adoptar sus medidas.

Etienne defendió las medidas como el distanciamiento social, que pueden tener altos costos para economías frágiles como las de América Latina, ya que sin estas restricciones los servicios de salud podrían quedar anegados.

Con respecto a los desafíos que enfrentan América Latina y el Caribe, la experta señaló que uno de ellos es la falta de equipos de protección para el personal médico. La organización ha distribuido insumos para muchos países, pero sostuvo que necesita poder “penetrar en el mercado para tener acceso a estas herramientas”.

Etienne subrayó que es un deber de los países proteger al personal sanitario. “Van a estar en la primera línea de esta batalla”, sentenció.