La denuncia la formuló David Hernández, a través de W Radio, que dijo que su vecino atacó a tiros al perro de raza ‘rottweiler’, y que cuando enfrentó al exmagistrado auxiliar este aceptó que lo había hecho.

Hernández aseguró que un empleado de Salazar fue el que le avisó que recogiera al animal, y que cuando ingresó a la finca de su vecino vio al perro (Yak) tirado a unos cuatro metros de una mesa.

“Yo entré y salió este señor Salazar. Le pregunté: ‘¿Usted mató el perro?’, y él me dijo: ‘Sí’”, contó el hombre.

Además, dijo que cuando le preguntó cuál había sido la razón para matarlo, su respuesta fue: “Él me dijo que estaba sentado escribiendo en la mesa en el solar en un computador portátil, que había entrado a la casa, había sacado el arma y le había disparado al perro”.

La muerte del animal generó indignación y rechazo entre la población, y por eso el alcalde de Villa de Leyva, Javier Castellanos, se comunicó con el exmagistrado para escuchar su versión.

“Inicialmente, me enteré por redes sociales, y después me comuniqué con el señor Salazar; efectivamente me confirmó que actuó en defensa propia, porque se vio amenazado por el perro al manifestar que andaba sin bozal y sin collar. Al ver el animal se vio amedrentado y le disparó”, dijo el mandatario local, en diálogo con la emisora.

La W también recogió la versión de Salazar, que insistió en que lo hizo en defensa propia y para proteger a sus empleados y a dos menores, de 2 y 12 años de edad.

Estábamos siendo atacados por el animal, que en anteriores ocasiones ya había atacado a la niña y a mis dos perros, dejando uno malamente herido y a otras personas de mi entorno”, argumentó el exmagistrado.

La muerte de este animal podría enfrentar a dos familias en los estrados, pues de un lado aseguran que denunciarán a Salazar, mientras que del otro piden explicaciones a los dueños del animal sobre el por qué Yak entró al predio sin bozal y sin las medidas de protección que exige la ley.

Organizaciones defensoras de animales y ciudadanos del común mostraron su rechazo en redes sociales, y hay quienes piden que sean las autoridades las que aclaren esta situación.