Esto debido a que Norte de Santander, donde se han confirmado 37.915 contagios por COVID-19, se mantiene en alerta roja epidemiológica por el aumento de los casos y enfrenta una preocupante crisis en la red sanitaria que llegó el 100 % de ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Según explicaron las autoridades, la norma estará vigente hasta al 27 de diciembre y del 1 al 3 de enero de 2021, y aplica para los colombianos y para la población migrante y en todos los municipios limítrofes:

“Las disposiciones de no movilidad incluyen a la población migrante. Hemos tenido comunicaciones con las autoridades del estado de Táchira para informar que la llegada a la línea de frontera no está permitida, tampoco está permitida la movilidad de migrantes venezolanos a pie o en transportes irregulares”, explicó el Secretario de Fronteras y Cooperación Internacional, Víctor Bautista.

Según el despacho de Bautista, desde hace varios días se vienen presentando flujos de migrantes que sobrepasan las 1.000 personas al día, un “indicador de alerta por las condiciones humanitarias en que se movilizan a través del departamento”.

Por el alto flujo de caminantes, las autoridades recordaron que la frontera entre Colombia y Venezuela, de 2.219 kilómetros, se mantiene cerrada hasta el próximo 16 de enero de 2021, como lo dispuso el Gobierno:

“Estamos reforzando los controles con fuerza pública y enviándole un mensaje a los migrantes del otro lado de la frontera para que entiendan que la frontera nuestra está cerrada”, aseguró el gerente de Frontera de Colombia, Lucas Gómez.

Sin embargo, el funcionario recordó que por razones humanitarias las autoridades del departamento mantienen la política de atender a los caminantes venezolanos.

Migrantes que incumplan toque de queda en Norte de Santander serán deportados

Unos 600 uniformados de la Policía Nacional y el Ejército de Colombia operan en la zona para monitorear el cumplimiento de la norma y apoyar las medidas de control de la frontera y de las vías.

Persona venezolana que se encuentre deambulando será llevada a (el puente internacional de) Tienditas en aplicación del Código Nacional de Seguridad y Convivencia”, dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, coronel José Luis Palomino. “Hay un mandato por salud pública, no es un mandato que medie otra situación, es la vida, es la vida de todo un país, es la vida de todos quienes estamos aquí”, agregó.

“Estamos en alerta roja, (con) el 100 % de las UCI llenas, ya vamos por algo más de 21 médicos fallecidos, ya vamos con siete policiales nuestros fallecidos por COVID-19. Esto es altamente preocupante”, concluyó.