La muerte de ‘Guaracas’ ocurrió el martes por la noche, según la misma fuente: “Con dolor informamos el fallecimiento de Jaime Guaracas, fundador de las FARC. Murió en La Habana”, fue el escueto anuncio de ese partido en Twitter.

El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), surgido del pacto de paz de 2016 que supuso el fin de más de cinco décadas de conflicto armado, no ahondó en las razones del deceso.

‘Guaracas’ se jactaba de haber disparado “el primer tiro” de las Farc durante el primer semestre de 1964, cuando las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) iniciaron su fallido alzamiento armado contra el Estado, según contó a la AFP en mayo de 2015.

“Cuando triunfa la Revolución Cubana (1959), nosotros teníamos 10 años de ser guerrilleros en Colombia”, señaló entonces uno de los rebeldes más viejos del mundo.

En armas desde los 12 años, cuando se enroló en milicias liberales, ‘Guaracas’ y ‘Miguel Pascuas’ eran los únicos que quedaban vivos de los 48 fundadores de la organización insurgente que fue comandada durante más de cuatro décadas por Pedro Antonio Marín, más conocido como ‘Manuel Marulanda Vélez’ o ‘Tirofijo’.

‘Tirofijo’ falleció de causas naturales en las selvas colombianas en 2008. Lo sucedieron ‘Alfonso Cano’, muerto en un operativo militar en 2011, y Rodrigo Londoño (‘Timochenko’), que firmó la paz con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos en 2016.

‘Guaracas’ hizo parte de la delegación de paz de la exguerrilla comunista en los diálogos que se llevaron a cabo en La Habana entre 2012 y 2016 y que condujeron al desarme de más de 7.000 combatientes.

De origen indígena, el exguerrillero hizo parte del Estado Mayor —el órgano de mando y dirección— y fue el primer encargado de la comisión internacional de las Farc.

Aunque aliviada por el pacto con las Farc, Colombia aún vive un conflicto armado que en medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, agentes estatales y narcotraficantes, dejando a más de ocho millones de víctimas entre muertos desplazados y desaparecidos.