La mujer hizo la denuncia desde la Plaza Luis Carlos Galán de Bucaramanga, en Santander, y dijo que la orden de la Fiscalía y de la Comisaría Tercera de San Juan de Girón es que su hija, de 6 años de edad, tiene que cumplir con visitas a su papá los fines de semana, ya que la pareja es separada.

La denunciante aseguró, a través de la página ‘Girón sin corrupción’, que su otro hijo, de 11 años, le contó que cuando visitaban al padre este se tocaba en la cama donde descansaba con ellos, aprovechando que estaban dormidos.

“El hermano relató ante la Fiscalía que el señor se masturbaba en la misma cama en la que duerme con los niños”, dijo, y se quejó de que la comisaria argumentó que toda persona necesita satisfacer sus necesidades.

La comisaria me dice que eso es normal, que eso es una satisfacción del cuerpo. Como ella entrar a bañarse desnuda y que un niño la prevea. Entonces, ¿dónde están los derechos de los niños?”, agregó.

La desesperada madre contó que en la diligencia en la comisaría se sintió “atropellada, secuestrada”, ya que la “doctora Cancelado” dio la orden de desalojar el sitio y “cerró la puerta”:

“Obliga a la niña a que tiene que ir con su papá, y mi hija le dice: ‘Qué pena, doctora, yo no estoy dispuesta a ir con él, porque mi hermano relató unos hechos que él se masturbaba, y a mí me da miedo quedarme dormida y que me viole’”.

Madre de la niña se queja por decisión de una comisaría en Girón

La madre aseguró que la funcionaria habría presionado a la pequeña para que visite a su papá los fines de semana, y que la amenazó con que si no cumple la orden, “entonces se la quita a su mamá y no la vuelve a ver nunca más”.

Me toca entregarle la niña o me la quitan de por vida. Él no está negando que se masturba, porque lo reconoció ante la Fiscalía y ante la comisaría, pero se le aplaude la satisfacción sexual porque el cuerpo lo necesita, como dice la doctora”, comentó.

La madre aseguró que la comisaria ya tenía lista la orden de visita para el 12 de febrero, y que como la niña pidió un poco más de tiempo se la reprogramaron para el próximo fin de semana.

“Me tocó firmar la sentencia de muerte, y mi hija me dice todos los días al amanecer: ‘Mamita, ¿cuantos días faltan para el 20?, ¿quién para el tiempo? […] ¿Cómo le voy a entregar mi hija a un lobo que se la quiere comer? No, porque yo tengo que proteger a mis hijos, porque me dolió parirlos”, finalizó.

La mujer hizo un llamado a las autoridades competentes para que le ayuden con el caso de su hija, y la periodista Mónica Rodríguez se sumó a las voces de quienes rechazan esta decisión y piden proteger los derechos de los niños.

Esta es la denuncia completa que hizo la mujer desde Bucaramanga, pues dijo que permanecerá allí encadenada hasta que la justicia le preste atención.