La denuncia la publicó Yania Gamba, una joven que se mostró indignada con el presunto abuso sexual que sufrió Ana Gómez en la clínica a la que fue llevada de urgencias, el pasado 5 de noviembre en horas de la noche.

“Mi novia ingresó a urgencias por sufrir de convulsiones”, comenzó explicando Gamba, y se quejó de que el personal médico no le prestó ayuda y por eso tuvo que acudir a un taxista para ingresarla.

Pero lo más grave vino después cuando, según ella, la joven, de 24 años de edad, fue llevada a una habitación para examinarla y brindarle ayuda, y allí vio por primera vez a un enfermero que “entraba y salía” del lugar.

Hasta ahí todo parecía normal en el procedimiento, pero Gamba contó que la primer sospecha de que algo no andaba bien le surgió cuando vio a la joven “con su blusa levantada”.

“Decidí bajarle su camisa y decirle al enfermero que, por favor, le consiguiera una manta para el frío”, aseguró la mujer, y dijo que tuvo que permanecer fuera de la habitación por orden del enfermero.

Cinco minutos después, escribió ella, escuchó “gritos exagerados” que provenían de la habitación donde estaba Ana, y al acercase pudo ver a varias enfermeras y al hombre señalado en una esquina:

“Mi novia pudo decirme que este enfermero despreciable aprovechó cada una de las veces que estuvo solo para manosearla, tanto en su pecho como en sus genitales, y por eso no me permitía quedarme con ella”.

Pese al escándalo y la versión de la paciente, Gamba aseguró que las enfermeras no le creyeron la versión de la joven, que presuntamente “le taparon todo y lo escondieron”, y que por eso tuvo que llamar a la Policía Nacional.

“Tengo que reconocer que la Policía fue de mucha ayuda y no nos dejaron solas”, detalló.

Medios como El Heraldo aseguraron que el caso ya está en manos de la Fiscalía, que el organismo ordenó varios exámenes para verificar la conducta y que la clínica La Asunción emitió un comunicado anunciando que se presentó una irregularidad con una paciente.

“Se activaron los protocolos de acuerdo con los lineamentos establecidos por la ley”, dijo el centro médico, citado por el medio local.

Esta es la denuncia completa que publicó la mujer en su cuenta de Twitter.