la Federación Médica Colombiana y el Colegio Médico de Bogotá pidieron tomar medidas contra los revendedores y especuladores de precios porque, según CM&, se están aprovechando de la crisis por el coronavirus para vender los elementos de protección médica a precios desorbitantes.

El presidente del Colegio Médico, Hernán Bayona, dijo en el medio que los médicos tienen que hacer filas para poder conseguir tapabocas, batas y gafas —indispensables para hacer su trabajo— y se tienen que “pelear con los revendedores”.

Por su parte, Sergio Isaza, presidente de la Federación Médica, manifestó en el noticiero que el Gobierno no tiene una política para frenar los abusos en los precios de los insumos médicos, “ni parece que tiene la intención” de crear una.

Precisamente por la falta de protección fue que otro gremio de médicos tuvo que acudir a instancias legales para que les dieran elementos necesarios para trabajar.

Así fue que un juez ordenó al Ministerio de Salud y a las ARL entregar material de cuidado permanente a los doctores, después de que estos instauraron una tutela.

Según CM&, el 94 % de los hospitales y clínicas de Bogotá han reportado sobrecostos en los elementos médicos, mientras que, de acuerdo con el concejal Luis Carlos Leal, médico de profesión entrevistado en Noticias Caracolel 60 % de estos profesionales tienen que sacar de su bolsillo para pagarse ese material de protección.