Al parecer, el usuario ingresó al Portal Norte con la carretilla y varias cajas que luego acomodó en el vehículo de transporte de pasajeros mientras aguantaba con sus piernas el cierre de las puertas, informó Noticias Caracol.

El asunto es que esta práctica, prohibida por la administración del sistema, se está convirtiendo en un hecho habitual entre los usuarios.

No obstante, algunos pasajeros  comentaron al noticiero que rechazaban el mal uso que le están dando a los buses, aunque otros argumentaron que es el reflejo de la precaria situación de algunas personas que no cuentan con los medios para pagar acarreos costosos.

A comienzo de marzo de este año, una funcionaria en la troncal de la Caracas le dio paso al hombre que cargaba una nevera, a pesar de que el reglamento del sistema indica que está prohibido entrar “con paquetes grandes que afecten a los demás usuarios y obstaculicen el tránsito en estaciones y buses”.

Vea el informe de Noticias Caracol: