El penalista Reinaldo Villalba dijo a Noticias Uno que su experiencia laboral con el abogado Jaime Granados, no declarada al momento de postularse para la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, sería suficiente “razón para que se declare impedida o que genere recusaciones por parte de otros sujetos procesales”.

Aunque Villalba deslizó que no habría consecuencias penales por esto, “sí podría constituir una falta disciplinaria y sobre todo una falta a la ética“.

Cepeda dijo a ese mismo noticiero estar “estupefacto” por la omisión, que calificó a su vez de “inexcusable”, mientras que el congresista del Centro Democrático prefirió no referirse al tema.

El periodista Daniel Coronell fue quien reveló en su última columna de la revista Semana que Lombana había dejado de mencionar su experiencia con Granados en su hoja de vida oficial, atribuyendo el hecho a que nadie le proporcionó una certificación del mismo.