Después de elogiar las marchas y el concierto del sábado, Vélez dijo que era importante que ningún oportunista se tome las banderas, que no le corresponden, de quienes han salido a marchar legítimamente. De hecho, el tema del día en La FM, tendencia toda la mañana, fue: #ElOportunistaEs.

Vélez, en ese espacio radial, dijo que el nivel de desfachatez de esos autodenominados líderes es enorme, “como para que hoy salgan como monjitas de la caridad (que son todo, menos monjitas de la caridad)”.

Así pues, el periodista cuestionó que quiénes pretenden sacar provecho político del paro nacional se pongan “las chaquetas de las movilizaciones sociales”.

En ese sentido, Fernando Quijano, miembro de la mesa de trabajo de La FM y director del diario La República, dijo que, en la coyuntura de marchas, “los colombianos nos estamos dando muy duro”.

Quijano agregó: “La economía va bien; estamos creciendo, y vamos a crecer este año, mínimo, 3,2 %. A la inflación le quebramos el espinazo. El desempleo no ha llegado este año al 11 %. Yo creo que hay unos relojes económicos que marchan bien”.

El periodista económico, en la línea de Vélez, hizo un llamado a construir sobre lo positivo: “No destruyamos lo bueno para empezar de nuevo”.

Esta crítica a los líderes de las manifestaciones se suma a la voz de la periodista Paola Ochoa, que recientemente dijo que los promotores del paro son un “club de machos sesentones”.

La columnista de El Tiempo dijo que los presidentes de las centrales obreras pertenecen a una “rosca de burgueses” que no representan a nadie.

Ochoa se refirió directamente a Diógenes Orjuela (Central Unitaria de Trabajadores), Julio Roberto Gómez (Confederación General de Trabajadores), Luis Miguel Morantes (Confederación de Trabajadores de Colombia) y Nelson Alarcón (Fecode) y dijo que no lideran a las voces de estas manifestaciones, es decir: a los jóvenes, las mujeres, los afros, los indígenas y los pobres.