La llegada a Colombia de Hernán Giraldo Serna se dio este lunes sobre las 6:15 de la tarde, proveniente de Virginia, y el ministro de Justicia, Wilson Ruiz, anunció que el exparamilitar cumplió una condena de 12 años en Estados Unidos por delitos de narcotráfico.

El funcionario explicó que Giraldo tendrá que responder en el país por varios procesos relacionados con masacres, homicidios selectivos, desapariciones y  desplazamientos forzados, secuestros, amenazas y abusos sexuales contra personas protegidas.

“El Inpec debe definir el sitio de reclusión del señor Hernán Giraldo, donde se le darán todas las medidas de seguridad para que comparezca ante las justicia colombiana y responda por los delitos cometidos cuando militaba en las Autodefensas, y que ofrezca a las victimas todas las garantías de justicia, reparación y no repetición”, dijo Ruiz por medio de un video.

La llegada del exjefe paramilitar del bloque ‘Resistencia Tayrona’ de las AUC estaba prevista para la 1:00 de la tarde, y Noticias Caracol dijo que debido a un retraso con el vuelo el arribo se postergó varias horas.

Giraldo cuenta con una condena vigente que le impuso una sala de Justicia y Paz de un tribunal en Barranquilla, y en Colombia tiene cuentas pendientes por al menos 35 delitos cometidos como cabecilla de las AUC.

Este fue el anuncio que hizo el ministro Ruiz.

Hernán Giraldo, el paramilitar acusado de violar niñas en Colombia

El noticiero informó que al exparamilitar lo conocen con el alias de ‘Taladro’ por la “horrorosa forma de torturar a sus víctimas”, y que lo acusaban como “el mayor depredador de niñas” en el país.

De hecho, el informativo presentó uno de los testimonios que dio una víctima ante la justicia, relato que se recopiló entre las pruebas con la que ejecutaron una de las condenas.

“Estaba acostado en una hamaca viendo televisión. Yo me senté en la cama y él comenzó a hablarme del lugar donde estaba. Me dijo que si a mí no me gustaría estar con él y tener la vida que tenían sus mujeres: tener cadenas de oro, ropa y viajar; sentía temor de responderle que no quería, porque toda la gente hablaba que él mandaba a matar a la gente que no hacía lo que él quería”, dijo la mujer.

Así las cosas, el informativo detalló que Giraldo tiene tres condenas en firme, 46 órdenes de captura y circular roja de Interpol, y entre su prontuario le figuran: 148 hechos de desaparición forzada, 405 casos de homicidios en personas protegidas, 88 actos de desplazamiento forzado y 35 casos de violencia basada en género.

“Estoy preparado para enfrentarme a lo que sea”, había dicho el exparamilitar en agosto de 2006, a medios de comunicación.