Un juez tomó la decisión de avalar los argumentos de la defensa en los que pidió que no había motivos para que su cliente continuará en prisión.

El indiciado seguirá vinculado a la investigación pero ahora enfrentará en libertad el proceso por los delitos de estafa agravada, captación masiva y habitual de dineros del público, no reintegro producto de la captación, lavado de activos, concierto para delinquir, falsedad en documento privado y enriquecimiento ilícito, indicó RCN Radio.

Cabe recordar que esa firma captó ilegalmente alrededor de 500.000 millones de pesos en la comercialización de créditos de libranza y dejó a más de 5.000 víctimas afectadas por la estafa.

Mondragón es acusado de ofrecer a sus clientes “la compra de la cartera con bajos intereses, les hacía firmar tres o cuatro pagarés y después no  les aprobaban o negaban el negocio, pero esos títulos valores eran ofrecidos en el mercado financiero como si fueran deudas existentes”, recogió la emisora.

Además, sería uno de los responsables de crear varias sociedades ficticias con las que simulaban exportaciones para mover grandes cantidades de dinero y ocultar los nexos con Estraval. Hasta el momento se han identificado ocho empresas bajo el control de Mondragón y de su firma.

Entre tanto, en el proceso también se conoció que varias de las víctimas de la firma rechazaron el ofrecimiento de reparación y el principio de oportunidad contra Delvis Medina y Ana Milena Aguirre, otros dos acusados en el caso, afirmó W Radio.

Esto porque consideran que no cumple con los requisitos de ley ni con los fines garantistas en favor de las personas que perdieron su dinero, pues “más que reparación, justicia y verdad, lo único que busca es repetición, prolongar y perpetuar las actuaciones dolosas realizadas en contra de los patrimonios de las víctimas”, citó ese medio.