Los impostores, que se hicieron pasar por empleados de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, desocuparon el inmueble, informó Alerta Bogotá.

Los hombres usaban overoles desteñidos y engañaron a los dueños de la casa diciéndoles que tenían que entrar para revisar la red de distribución de agua.

Una vez adentro, sacaron revólveres para intimidar a los dueños y los redujeron para poder robar a sus anchas, destacó el medio.

Ya con la casa a su disposición, cuenta la emisora local, se robaron hasta los tapabocas y el alcohol que tenían para combatir la expansión del Coronavirus.

De acuerdo con la frecuencia radial, las autoridades siguen la pista de los delincuentes gracias a videos tomados por cámaras de seguridad de la zona.