La operación se ejecutó luego de detectar “una motonave sospechosa de bandera venezolana de nombre Doña Nelly, tripulada por 15 sujetos oriundos de ese país, quienes al advertir la presencia del buque ARC Caldas intentaron huir del lugar”, detalló la Armada en un comunicado,

La interdicción de la nave fue realizada “dentro del mar territorial colombiano en Bajo Nuevo”, un pequeño conjunto insular constituido por un pequeño arrecife coralino deshabitado y algunos islotes cubiertos de hierba.

Supuestamente la motonave habría zarpado de Isla Margarita con destino a Honduras, y al ser revisada “fueron hallados 88 bultos, que contenían 2.335 kilos (…) de cocaína”.

Los 15 venezolanos detenidos y el material incautado fueron conducidos al puerto de San Andrés, para ponerlos a disposición de las autoridades competentes.

Este año la Armada de Colombia ha logrado la incautación de más de 202,7 toneladas de cocaína.

El pasado 2 de agosto, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) divulgó un informe según el cual los cultivos de coca se redujeron ligeramente en Colombia en 2018 al pasar de 171.000 hectáreas a 169.000, pero siguen en sus cifras más altas desde que comenzaron a calcularse.

Este estudio se hizo público semanas después de que la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP, por su siglas en inglés) divulgara un informe según el cual las hectáreas de coca sembradas en Colombia tuvieron un ligero descenso del 0,5 % el año pasado al pasar de 209.000 a 208.000.