Según las investigaciones, las personas implicadas, que no fueron identificadas, serían testaferros del frente 42 de las Farc, que era liderado por Bernardo Mosquera Machado, conocido en su época de combatiente como ‘Negro Antonio’.

El ‘Negro Antonio’, quien lideró ese frente de la antigua guerrilla durante 14 años, fue capturado por las autoridades en 2009 y se le acusa de cometer secuestros masivos en carreteras conocidos como “pescas milagrosas”.

“Los bienes a su nombre, al parecer, fueron comprados con dineros producto de extorsiones y secuestros que esta estructura criminal ejecutó entre 1994 y 2009”, agregó la Fiscalía.

Entre los 19 inmuebles ocupados se encuentran tres establecimientos comerciales, nueve viviendas y siete fincas que suman 70 hectáreas.

Las operaciones se realizaron en las ciudades de Cali, Huila y Bogotá, así como en los municipios de Viotá y Apulo, en Cundinamarca.

Una vez se cumplan los trámites de extinción de dominio las propiedades estarán a cargo de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), que administra bienes de las Farc destinados a la reparación de las víctimas del conflicto.

Según cifras del ente acusador, durante este año se han impuesto medidas con fines de extinción de dominio a 59 bienes de la extinta guerrilla cuyo valor asciende a 31.000 millones de pesos.

Asimismo, desde agosto de 2016 hasta la fecha, la entidad ha ocupado 1.767 bienes valuados en 2,4 billones de pesos.