Según contó en el noticiero John Espitia, administrador de una empresa de taxis, un hombre que dijo estar desempleado llegó hasta las oficinas con una hoja de vida en busca de una oportunidad, y como aparentemente sus datos y documentos estaban en regla le dieron el empleo.

Espitia aseguró, en ese medio, que al consultar por las referencias del hombre sus contactos “las dieron como se espera”, y que por eso lo citaron al siguiente día a las 4:30 de la mañana para entregarle le carro.

Recibe el carro y tenemos conocimiento de él hasta las 4:30 de la tarde. Hasta esa hora, él contestó el teléfono”, explicó Espitia.

Debido a que no lograba ubicar al conductor, el denunciante dijo que decidió hacerle seguimiento a través del sistema satelital, pero tampoco lo consiguió.

Le desconectaron el satelital del carro, y fue a papar a un camión de la basura en el municipio de Cáqueza, donde llegué sobre la medianoche y recuperé el GPS”, señaló el hombre en el informativo.

Lo que quedó en evidencia con este caso, dice Caracol, es que detrás del robo de este taxi hay una banda organizada cuyos integrantes presentan hojas de vida con datos falsos para poder vincularse a las empresas, y al parecer las referencias las entregan entre ellos mismos para dar la apariencia de que todo es legal.

Señalado ladrón del taxi / Captura video Noticias Caracol

De todas formas, Espitia se aferra a la esperanza de que las autoridades le ayuden a encontrar al conductor, ya que en las cámaras de seguridad de la empresa quedó registrado el rostro del señalado ladrón del amarillo.