Cuando la autoridad lo requirió para verificar si estaba incluido en alguna de las excepciones para movilizarse, el hombre no tuvo ninguna justificación por lo que le impusieron un comparendo (de 936.320 pesos) por no acatar la norma, según Noticias Caracol.

Mientras los uniformados le aplicaban la sanción, el sujeto “tumbó la motocicleta y con la gasolina del tanque le prendió fuego, incinerándola”, señala un comunicado de la Fiscalía.

Por eso, los agentes lo capturaron y lo trasladaron ante un fiscal del municipio que le imputó los delitos como presunto “responsable de violación de medidas sanitarias y violación del toque de queda en este puerto”, añadió el ente acusador.

Durante la audiencia de formulación de cargos, el imputado no aceptó los señalamientos; no obstante, el juez penal le dictó medida de aseguramiento con beneficio domiciliario, de acuerdo con la misiva.

Hasta la fecha, el Instituto Nacional de Salud (INS) reporta en ese departamento 1.135 casos positivos de COVID-19.