Las caletas las encontró el agente interventor de la Superintendencia Nacional de Salud, Luis Carlos Ochoa, en medio de la inspección a la entidad promotora de salud por denuncias de irregularidades en procedimientos de atención a pacientes, así como de un posible desfalco de dineros destinados a la salud.

“La gente nos fue contando, y antes de llegar a la gerencia empezamos a tocar a ver qué encontrábamos, y oh sorpresa que cuando corrimos la biblioteca de la sala de gerencia encontramos un túnel que conducía a una bodega, y esa bodega conducía a un parqueadero”, explicó Ochoa al medio local La Razón.

El agente liquidador también dijo que en dos casas vecinas a la sede de Emdisalud, y que habían sido alquiladas, también se encontraron “cajas con documentos”, pero que estos no se han podido revisar en detalle para conocer su contenido. Esto, resalta el noticiero regional, porque una juez de Lorica “frenó vía tutela” el proceso de intervención de la empresa, la cual atendía a unas 400 mil personas en nueve departamentos.

Este comprometedor hallazgo, aseguró Ochoa, “denota desidia en la administración de la empresa, porque no se sabe exactamente qué hay en esas cajas. Para uno acumular una pérdida de 450.000 millones de pesos en un ejercicio, y tener acumuladas esas deudas, es porque no se sabe qué hay ahí”.

Además de estas caletas, Noticias Caracol también mostró un pasadizo secreto dentro de esa edificación que conducía, al final, a una caja fuerte. El contenido que hay allí también es un misterio.

El noticiero consultó a varios pacientes que se quejaron de la prestación del servicio y de las demoras en la atención, y dijo que en esas cajas podría haber una explicación al por qué hasta marzo de 2019 “había cero cobertura en atención a pacientes de oncología, hematología, radioterapia, quimioterapia y a personas que buscaban salvar su vida”.

A estas aparentes irregularidades se suman las denuncias de empleados y exempleados de Emdisalud que aseguran, de acuerdo con Caracol, que desde hace siete meses no les pagan su salario y que desde hace un año no reciben los aportes de ley.

Fue por eso que el agente liquidador les solicitó ayuda a las autoridades para custodiar los documentos encontrados en la sede de la EPS, mientras se destraba el proceso de liquidación.

Estos videos muestran las caletas en donde estaban las cajas con documentos.