La investigación busca determinar si los paramilitares se infiltraron en varias entidades del Estado durante la presidencia de Álvaro Uribe Vélez (2002-2010).

Dicho proceso, que se abrió por la denuncia que Richard Maok, un exfuncionario del CTI de la Fiscalía, hizo en 2015 aunque sin aportar ninguna prueba, reseñó W Radio.

¿Por qué llaman a declarar a Gustavo Petro?

La emisora indica que Maok ratificó su denuncia en febrero de 2020, pero este 8 de febrero de 2021 —un año después y aun sin mostrar evidencia— manifestó en un documento ante las autoridades que “le entregó elementos materiales probatorios al senador Gustavo Petro”.

Esa mención que se hizo del líder de Colombia Humana motivó al representante investigador, Mauricio Toro de Alianza Verde, a citar a Petro para que rinda testimonio el próximo 2 de marzo.

Según la W, esa citación es para “indagar sobre la existencia de dichas pruebas, que presuntamente el denunciante le entregó en su totalidad; así como su conocimiento sobre las conductas que se le endilgan al expresidente Álvaro Uribe Vélez”.

La comparecencia del excandidato presidencial ante la Comisión de Acusación es vital porque una vez sea escuchado, los investigadores decidirán si archivan el proceso o abren una investigación formal a Uribe.

Detalles de la investigación a Uribe

El caso estaba inactivo hasta que fue reactivado por Toro el año pasado cuando Maok volvió a declarar ante la Comisión, en febrero de 2020.

Para ese momento, cita la Agencia de Periodismo investigativo, Maok dijo: “Yo fui a la notaría a certificar mi denuncia y anexe esto para que obrara en la Comisión de Acusación porque es la encargada de investigar a presidentes, fiscales y magistrados. Cuando yo hago esta denuncia pues la presento, pero el intermediario allí fue Gustavo Petro. Entonces, Gustavo Petro recibe esta información y é la entrega después a la Comisión de Acusaciones y también se hace un debate de control político sobre este tema; obviamente lo hizo Petro”.

¿Quién es Richard Maok?

Actualmente exiliado en Canadá, el exfuncionario del CTI se hace llamar el ‘hacker de la Fiscalía’ y ha sido un férreo crítico del expresidente y el uribismo.

Hacia el año 2002, cuando era funcionario de la Fiscalía y para el tiempo en que el jefe de la entidad era Luis Camilo Osorio, Maok aseguró que sus habilidades informáticas lo llevaron a encontrar “relaciones entre 49 funcionarios públicos con grupos paramilitares”, reseñó El Espectador.

El impreso recuerda que difundió la denuncia justamente a través de Petro y eso le “valió una condena por revelar información reservada”.

El diario cita fuentes de la Fiscalía y dice que en allí “siempre han desmentido sus denuncias y hasta sus resultados en los tres años que trabajó en la entidad”, pues lo califica como un “empleado administrativo” condenado por filtrar información.