En las imágenes compartidas en Facebook quedó evidenciado el momento en el que el presunto delincuente fue interceptado por varios hombres que lo lanzaron al piso y lo golpearon en repetidas ocasiones, luego de supuestamente haber robado un celular cuadras atrás.

Un guarda de seguridad del sector fue el que levantó al joven del piso para posteriormente ubicarlo boca abajo en un andén. “Yo no le quité nada padre, yo no le quité nada”, dice el presunto ladrón mientras ruega para que lo suelten.

La victima del supuesto hurto se presentó en el lugar segundos después reclamándole el celular al sujeto; sin embargo, el joven en el piso negaba haberle quitado algún elemento. “Por eso es que el país está vuelto mierda”, refutó el hombre al que le habría robado su pertenencia.

Luego de varias patas y puños, el joven se disculpó con la comunidad del sector y aceptó haber cometido el delito porque “su familia necesita y no le dan trabajo”, mientras que el resto de personas, en alto estado de enojo, rechazan sus palabras argumentando que todo el país está en las mismas condiciones por la pandemia del COVID-19.

“Yo estoy trabajando como animal para que venga un malparido como usted a robarme”, indicó la victima del supuesto robo, que recuperó su celular de inmediato ya que el joven lo había tirado al piso metros atrás.

Al final del video, se puede ver al joven, con la cara llena de sangre, preguntar por la bicicleta en la que se estaba transportando, a lo que los vecinos del sector le respondieron en medio de risas que ya se la habían robado. “Eso es lo que se siente. ¿Si ve lo que se siente?”.

Este es el video: