La citación a Rincón la dio a conocer el fiscal General, Francisco Barbosa, en entrevista con W Radio.

En palabras de Barbosa, Ricón debe comparecer dentro de la investigación contra Acevedo, también conocido como ‘Memo Fantasma’, y porque ambos tuvieron una relación comercial.

“Desde el año 2011 o 2012 [Acevedo] tiene trazabilidad en la Fiscalía. Se empezaron a seguir sus bienes, se verificaron posibles testaferratos de miembros de su familia”, agregó Barbosa en esa emisora.

Poco después de hacer el anuncio en la emisora, la Fiscalía General de la nación publicó en Twiter la decisión de Barbosa:

El tema le ha causado malestar a la vicepresidenta Ramírez. A comienzos de abril pasado, no pudo contener el llanto cuando en una entrevista radial le preguntaron por su esposo. La funcionaria se quebró al responder a una pregunta sobre la presunta relación entre su esposo y el narcotraficante Guillermo León Acevedo.

Alias ‘Memo Fantasma’ fue mencionado en una investigación de la organización Insight Crime, que le atribuye presuntos nexos con Álvaro Rincón, cónyuge de la vicepresidenta.

“Lo que más quisiera yo es que avance esta investigación para que toda actividad suya [la de Acevedo] relacionada con paramilitarismo y narcotráfico responda ante la justicia”, le dijo Ramírez a W Radio, que la llamó para conocer sus apreciaciones sobre el tema.

El autor de la investigación de Insight Crime, Jeremy McDermott, le había dicho antes a la misma frecuencia que Acevedo Giraldo ha movido más de 100 toneladas de cocaína y siempre ha evadido a las autoridades de Colombia y Estados Unidos. “Según McDermott, él está viviendo en España sin pagar un día de cárcel o restaurar a las víctimas de sus acciones, que podrían ascender hasta a 10.000 personas”, dijo la emisora.

Hasta ahora lo que se conoce de la presunta relación entre Rincón y Acevedo es lo que ha dicho la vicepresidenta en los medios: “Ni yo lo conozco [a Acevedo] ni tengo relaciones con el señor. El señor se acercó a una firma inmobiliaria, y todos los constructores saben cómo es el negocio: les llegan permanentemente lotes, propiedades, gente que propone cambios, permutan, lo que sea”.

Y para precisar la endilgada proximidad del delincuente con los suyos, afirmó: “Es un señor que llegó a una firma, a través de terceros ofreció un lote o varios lotes, no sé cuántos, y encontraron que ese era un lote que les interesaba desarrollar. Conmigo, a nivel familiar, no ha tenido ninguna relación. No lo he visto. No lo he saludado. No he estado en su casa. No ha estado en la mía. No tengo ninguna relación personal”.